domingo, 24 de noviembre de 2019

PARED GAJ. CAÑON DEL ARQUILLO.

Viento fuerte de noroeste, 7 grados de temperatura, luce el sol. Ante estas condiciones y queriendo escalar en Teruel, sin rascar frío, sólo se nos ocurre buscar una pared sur y protegida del cierzo. Además no disponemos de mucho tiempo, así que si está cerquita de casa mejor. La opción es clara, nuestro querido Cañón del Embalse del Arquillo y unos de esos maravillosos rinconcicos que nos transportan a la soledad y el disfrute de nuestras creaciones verticales. Hoy os lo enseñamos para que mañana o pasado o al otro lo disfrutéis como nosotros lo hacemos.

PARED GAJ (Grupo Alpino Javalambre)

Reseñas de la pared.
Para llegar hasta la pared nos desplazamos al Embalse del Arquillo, en el barrio de San Blas. Poco antes de llegar al parking de la presa encontraremos un pequeño aparcamiento de dos plazas que tiene en frente un desvío cortado con una cadena. Allí podremos dejar el coche. Nos vendrá muy a mano si salimos escalando por La Vía del Doctor (tres largos, 80m. V máximo). Una vez aparcado el coche, bajaremos andando por el camino asfaltado, que corta una cadena, para buscar el desvío de las escaleras que bajan al río.
Camino asfaltado cortado por cadena.

Desvío a las escaleras.

Bajada al Río Guadalaviar.
Las escaleras terminan en un pequeño sector de deportiva con vías de 15m. y grados entre el V y el 6a. Tienen sus reseñas puestas a pie de vía.
Ya en el río, andaremos por el bonito sendero que nos llevaría al Barrio de San Blas. Muy recomendable de recorrer. Después de cruzar el segundo puente que nos encontremos, a la izquierda aparece la PARED GAJ, con una senda pisada hasta la base de la pared.


Segundo puente.
Pared GAJ
La pared esta equipada con parabolt de métrica 12. Las primeras reuniones están a 20 m. lo que nos permitirá escalar los primeros largos o bien hacer los siguientes y rapelar. Todas reuniones son rapelables de anillas. Las vías se han limpiado a conciencia pero la roca, en algunos paños de pared es como es... barro aragonés, pero en  general  de buena calidad.
Hoy sólo íbamos a escalar La Vía del Doctor pero como la temperatura era más benigna de lo que imaginábamos, terminamos haciendo algunos de esos primeros largos.

Primer largo de Aragón Sur(V+)
Llegando a reunión por una espectacular fisura.


Variante del L1 de La Vía del Doctor(6a)

Primer largo del Espolón GAJ(V+)

Superando uno de sus pasos.
Cuando el sol empezaba a desaparecer y la sombra y el fresco hacían acto de presencia, decidimos agarrarnos a él y salir hasta lo alto de la pared por La Vía del Doctor. Una vía que recomendamos por su buena roca y los largos tan entretenidos y asequibles que tiene. Además si queréis darle un punto  de emoción y apretón,entrar por su variante de 6a. 
  L1: Bonita y fácil chimenea con buena roca de 27 m.( V )
  L1 variante: Estético largo de 6a, con un desplome a superar, seguido de una curiosa placa y con un     apretón final.
  L2: 15 m. de terreno fácil, buena roca y agradable de escalar ( IV )
 L3: 40m por terreno escalonado que nos deparará un par de muros que nos harán escalar. Muy       entretenido.( IV+)


Empezando el L2
Comenzando la chimenea del L1
Escalada en X en la chimenea.

A la llegada del segundo largo tenemos una gran repisa por la que podremos salir escalando el L3 o andando, a la izquierda de la reunión, hasta el final de la pared. Esta repisa también es el paso a otro sector de escalada de un grupo de vías de un largo (15-20m). Es el sector Bordillos de Invierno, equipado por Manolo Soriano. Bonito rincón colgado sobre el río, con unas líneas muy logradas y de todos grados ( de V a 6b). Pero nosotros seguimos con nuestra vía. Nos espera un muro disfrutón, con una roca buenísima, antes de pasar a una zona de escalones divertidos de superar.
Divertidos escalones finales y el vacio del Cañón
Llegamos al final de la vía cuando el sol comienza a ocultarse. El cierzo se deja notar. El Cañón vestido de Otoño ensombrece y el silencio nos despide. Lugares mágicos que nos llenan de magia y vida mientras escalamos o... ¿escalamos y eso nos llena de magia y vida en nuestros rincones mágicos?
L3.Saliendo del muro.


miércoles, 13 de noviembre de 2019

Top-GAJ. Peña Palomera. Torremocha de Jiloca

Miembros del Grupo Alpino Javalambre abrieron el verano del 2.018 una nueva vía en Peña Palomera, término de Torremocha de Jiloca, en el valle del Jiloca.
 Escalar en Palomera es sinónimo de soledad y de buena roca. De buenas vistas y  de tener el mundo a los pies.
La vía, equipada en corte deportivo, discurre por un espolón muy marcado a la derecha de Mavieva. Son 115 m. de escalada repartidos en cuatro largos: El primero (V+), una bonita placa de roca compacta en la que iremos encontrando agarres, pero que nos hará escalar. El segundo (IV) transcurre por un terreno tumbado muy fácil. El tercero ( V+) alterna en el espolón dos diedros de 5 m. bonitos de escalar. Y el cuarto (V+) es el largo estrella de la vía, el más aéreo y vertical.
El descenso, aunque la vía es rapelable, se recomienda hacerlo andando o por la ferrata (con el material adecuado) que hay equipada entre esta vía y Marieva.




El equipo del día.

Placa del primer largo.

Llegada a primera reunión.

Los diedros del tercer largo y tramo vertical del cuarto.

Filo del espolón, después del tramo vertical, en el cuarto largo.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Espolón Tato. Camarena de la Sierra

         En esta zona de la Sierra de Javalambre no hay muchas opciones para la escalada así que esta vía puede paliar en parte esta circunstancia. A parte del propio hecho de escalar, la vía tiene una interesante aproximación por sendero y una vez acabada la actividad unas vistas insuperables hacia el Pico Javalambre y el pueblo de Camarena. Desde la cima del cerro del Castillo (o de San Cristóbal) llegamos en un momento hasta el pueblo donde podemos elegir donde tomar algo: Restaurante El Olmo, la Taberna La Reunión, el Hotel Esmeralda o el bar de la plaza. En el horno tenemos la oportunidad de probar originales presentaciones de productos tradicionales, imprescindible.


    La vía discurre por placas y tramos de espolón tumbado con buena roca, mejor en los largos verticales. Está equipado para disfrutar con seguridad del ambiente que nos ofrece esta pared entre sabinas y cabras montesas. La dificultad obligada es de V en pasos puntuales de los largos más verticales. Debido a su orientación Oeste es recomendable escalar esta vía las mañanas de verano para llegar al pueblo a almorzar o la hora de comer.
       La mejor aproximación hasta pie de vía es desde donde dejamos el coche en la calle San Mateo, tomar el camino dirección Mas de Navarrete, 100 metros más adelante dejamos la pista para tomar el sendero a la izquierda (después de una torre eléctrica). En la primera curva dejamos el sendero de Mas de Navarrete y seguimos recto por otro sendero mojonado que nos lleva hasta la vía.


Aproximación
Primer largo



Sexto largo

Placa oblicua

Octavo largo

Noveno largo

Llegando a la cima
Reseña



miércoles, 19 de junio de 2019

La Norte de Monte Perdido











Salimos del valle de Pineta con las últimas luces del día llegando al Balcón con la hora perfecta para comer un poco y montar el vivac. Nos despertamos con las primeras luces del día después de pasar una noche ventosa y fría.



Empezamos a salir del saco con los primeros rallos de sol sobre Monte Perdido y Cilindro con dos cordadas que ya están en la travesía hacia el segundo corredor, sin prisa pero sin  pausa desayunamos recogemos el vivac y nos ponemos en marcha a buscar el inicio del corredor, comprobando que las condiciones son muy buenas.



El fuerte viento de norte que ha estado soplando toda la noche empieza a cambiar del sur como bien anunciaban  las predicciones meteorológicas.




 Nos dirigimos al cono de nieve que nos lleva bajo los seracs del glaciar inferior donde localizaremos  el corredor un poco oblicuo a izquierdas, de unos 45º 50º que nos  protege de los seracs por un espolón rocoso.





 









Al salir del corredor caminamos  fácilmente sobre el glaciar inferior, en dirección a la pared rocosa que separa el glaciar superior del inferior.





Desde este punto, giramos de nuevo hacia la izquierda encarándonos hacia un el segundo corredor un poco más estrecho que el primero y en  su  parte central   con un  pequeño paso de misto, de deberíamos proteger.


 

 






Salimos  del corredor que nos deposita en el hombro de Monte Perdido, donde el fuerte viento del sur hace que nos abriguemos y  desde donde alcanzamos fácilmente la cima.


 

Ya en la cima hacemos las típicas fotos.



 



Nos vamos a buscar su ruta normal sur, bajando por la escupidera con bastante precaución al encontrarla completamente helada para llegar al  Ibón  Helado , desde donde alcanzamos ascendiendo unos cien metros entre roca y hielo el collado del Cilindro.









Desde el collado,  descendemos con tendencia a la izquierda para evitar unos cortados, y volver hacia la derecha a media altura buscando el corredor-chimenea que da acceso al balcón.




En esta  imagen se aprecia muy bien parte del primer corredor.


Una vez superado este paso, nos plantamos en el vivac donde comeremos  y emprenderemos la marcha.